L-V: 9 a 17:30
Noticias

¿Cómo evaluar al estudiante en modalidad e-Learning?

Tabla de contenidos

Como ya se ha indicado anteriormente, el elemento principal a evaluar durante cualquier proceso formativo online, es el alumnado. 

Son aspectos a destacar sobre la evaluación del alumnado en formación online: 

– Se deben evaluar la asistencia y las aportaciones, así como si se han alcanzado los conocimientos en función de los contenidos tratados. En general, se debe evaluar si se han alcanzado los objetivos definidos al inicio del curso. 

– Es importante que el alumnado reciba feedback sobre el grado de aprovechamiento del curso, lo cual sirve para motivarle. 

– La evaluación online es más objetiva que la presencial, ya que se dispone de las herramientas por escrito necesarias para evaluar al alumnado, las cuales permiten el registro de los resultados para una consulta posterior. 

De forma general, los aspectos a evaluar del alumnado son:  

  1. Dominio de los contenidos: comprobar que domina el contenido y utiliza el material a su disposición.
  2. Aportaciones del alumnado: material y documentación aportada en relación con las actividades propuestas, a través del chat, el foro, el correo, etc.
  3. Asistencia y participación: comprobar el grado de interés y motivación, por medio del nivel de participación en las actividades propuestas.
  4. Realización de pruebas de evaluación: verificar que realiza las pruebas de evaluación y el número de veces que realiza cada una, en el caso de que se puedan realizar más de una vez.
  5. Rapidez y claridad en las respuestas: ver si envía mensajes claros, correctamente redactados, oportunos, con respuestas coherentes, etc.
Resultado de imagen de examenes online

Fases de la evaluación

A continuación, se explican las fases de la evaluación mediante la teoría de Donald Kirkpatrick, que las divide en 4 niveles: 

Nivel 1: aprendizaje: 

Este nivel mide el grado en que se han adquirido los conocimientos, habilidades y/o actitudes prefijados por la acción formativa, cuya obtención depende de: 

– Una adecuada organización de la acción formativa: metodología, material didáctico, diseño y trabajo del formador, etc. 

– El propio esfuerzo del alumno: deseo, motivación y capacidad. 

La forma de evaluar el aprendizaje, puede ser a través de una prueba de control previa y posterior a la acción formativa ó a través de entrevistas con el alumnado. 

Nivel 2: reacción: 

Con este nivel se mide el grado de satisfacción del alumnado en relación con la formación recibida. La forma de evaluar este aspecto, suele ser a través de la realización de un  cuestionario al finalizar el curso.  El resultado obtenido sirve para saber qué aspectos mejorar para ediciones futuras de la acción formativa. 

Algunos de los aspectos que se miden en relación con este nivel de evaluación son: 

– Modo y métodos de impartición de las clases o tutorías. 

– Ritmo y claridad de las explicaciones, etc.  

Al tratarse de una percepción personal de cada alumno, no puede considerarse esta evaluación como definitiva. 

Las razones para evaluar la reacción son: 

  1. Conocer los puntos fuertes y débiles de la acción formativa, para realizar las modificaciones pertinentes para adaptar la acción formativa a las necesidades del alumnado.
  2. Hacer saber al alumnado que sus opiniones se tendrán en cuenta para mejorar la acción formativa.
  3. Obtener información cuantitativa que justifica los resultados de la acción formativa ante los responsables. 

A la hora de realizar los cuestionarios, se deben seguir las siguientes recomendaciones: 

– Establecer los aspectos clave por los que preguntar: estructura del campus virtual, material, personal docente y tutor, metodología, etc. 

– Diseñar un cuestionario adaptado al perfil del alumnado. 

– Contemplar la opción de la inclusión de comentarios por parte del alumnado, ya que las preguntas cerradas no permiten conocer los motivos de la respuesta.  

– Hacer llegar al alumnado el cuestionario durante el desarrollo de la acción formativa, para asegurar que lo complete el mayor número posible. 

– El cuestionario debe ser anónimo para garantizar respuestas sinceras, aunque en la formación online a veces resulta difícil la no identificación del alumno por parte del sistema. 

– Tomar las medidas necesarias para mejorar los aspectos de la acción formativa que se hayan valorado negativamente. 

– Comunicar los aspectos a corregir a los responsables de ello, estableciendo la periodicidad con que se les informará. 

Nivel 3: conducta: 

Con este nivel se mide el grado de aplicación de los conocimientos adquiridos por parte del alumnado en su ámbito laboral Para evaluar este aspecto hay que esperar de 3 a 6 semanas, ya que no es inmediata la aplicación, y la forma de medirlo es mediante entrevistas, cuestionarios y observación en el entorno laboral por parte del equipo directivo. 

Los aspectos sobre los que se pregunta al alumnado son: 

– Grado de aplicación de los conceptos tratados en el puesto de trabajo. 

– Aspectos tratados en el curso que se aplican en el ámbito laboral, los que no y los motivos por los que no se utilizan.  

En base a lo anterior, se determinará si está bien diseñado y en caso contrario se realizarán los cambios necesarios. Los aspectos a medir indicados, es en el caso de procesos formativos circunscritos dentro de un entorno laboral. En caso contrario, se limita al tiempo en el que el curso se desarrolla, ya que posteriormente se pierde el contacto con el alumnado para poder medirlo. 

Las herramientas de las que se dispone en la formación online para evaluar la conducta son los foros, los chats, etc.  Los aspectos a evaluar son: motivación, participación, integración en el grupo y en las actividades, etc. 

Nivel 4: resultados/retorno de la inversión: 

Con este nivel se mide si la acción formativa da lugar a resultados positivos para la empresa que la imparte 

Para medir lo indicado, hay que calcular el Retorno de la Inversión (ROI). 

El cálculo del ROI en una acción formativa, sirve para: 

  1. Determinar si la misma es rentable desde un punto de vista financiero.
  2. Cuáles son las ventajas e inconvenientes de la puesta en marcha de esta.

La fórmula del ROI es: 

ROI = (Beneficios – Costes / Costes) x 100 

La fórmula indicada se aplicará al inicio de la acción formativa y al finalizar la misma, se volverá a aplicar para evaluar el beneficio producido: 

RESULTADOS = (Beneficios – Costes / Costes) x 100 

Los beneficios y costes de la acción formativa son: 

BENEFICIOS 

COSTES 

– Ahorro de costes. 

– Aumento de la productividad. 

– Mejora de la calidad. 

– Disminución de la impuntualidad y el  absentismo laboral. 

– Disminución de la rotación de trabajadores. 

– Aumento de las promociones internas. 

– Aumento de la satisfacción y motivación de los trabajadores. 

– Desarrollo propio, alquiler o compra de una plataforma de e-learning. 

– Desarrollo propio, alquiler o compra de contenidos online interactivos. 

– Costes del personal docente. 

– Costes de materiales físicos (CD’s, fichas de contenidos, índices, etc.) 

– Costes de envíos por correo. 

– Costes de oportunidad. 

– Costes de llamadas telefónicas al alumnado, personal tutor, etc. 

– Costes de publicidad y marketing. 

– Gastos administrativos. 

Tipos de evaluación

Existen diferentes tipos de evaluación atendiendo a diferentes criterios: 

1. Temporalidad:

Según la temporalidad, se diferencian 4 tipos de evaluación: inicial; continua; final y posterior. 

a) Evaluación inicial:

Es la realizada al inicio del proceso formativo y permite determinar la situación de la que parte el alumnado, la cual debe coincidir con el nivel de conocimientos exigidos. Sirve para planificar los objetivos y contenidos del curso online, en función de las características del alumnado a formar, pudiendo adaptarse a las necesidades individuales de cada uno. 

Son ejemplos de cuestionarios que se pueden proponer al alumnado: 

Cuestionario de conocimientos técnico-informáticos: experiencia en el manejo del ordenador, el correo electrónico, navegación por Internet, foros de discusión, requisitos mínimos de hardware del equipo, etc. 

Cuestionario de conocimientos previos: nivel inicial de conocimientos al comienzo del curso. 

Cuestionario de perfil y expectativas hacia el curso: motivos por los que realiza el curso (por obligación o por iniciativa propia); tiempo diario que le puede dedicar; nivel de conocimiento de los módulos del curso, expectativas, etc. 

Resultado de imagen de evaluacion inicial

b) Evaluación continua:

Es el conjunto de evaluaciones que se realizan a lo largo del curso, que sirven para comprobar el progreso del alumnado. Con estas se mide el nivel de conocimientos adquirido, de participación, esfuerzo, etc.  A partir de la información obtenida, se pueden realizar modificaciones en el proceso formativo. 

En un proceso formativo online, la evaluación del aprendizaje del alumnado puede hacerse mediante: 

– Autoevaluaciones en forma de cuestionarios, las cuales son corregidas de forma automática por la plataforma. 

– Actividades subjetivas propuestas para su resolución a través del foro, el chat, correo electrónico, etc., las cuáles debe corregir el tutor. 

– Informes de asistencia. 

– Informes de aportaciones. 

c) Evaluación final: Sirve para determinar si se han conseguido los objetivos propuestos al inicio de la acción formativa, realizándose al finalizar el curso.  

d) Evaluación posterior: Evaluación que se realiza tiempo posterior a la finalización del curso, para determinar cuál es el grado de permanencia del aprendizaje o la trasferencia de este a otro entorno distinto al educativo (práctico, laboral, etc.). 

La realización de este tipo de evaluación es complicada, ya que la mayor parte de las veces se pierde el contacto con el alumnado tras la finalización de la acción formativa. 

Resultado de imagen de evaluacion posterior

2. Tipo de datos:

Según el tipo de datos, se diferencian 3 tipos de evaluación: cuantitativa; cualitativa y mixta. 

a) Evaluación cuantitativa:

Se caracteriza por: 

Ser objetiva: se obtiene un resultado numérico que deja claro el nivel de conocimientos del alumnado, pero que dificulta la consecución de objetivos intermedios. 

Alejamiento del evaluador: esto es para que los resultados sean objetivos, aunque dificulta la evaluación ante los imprevistos que puedan surgir durante los procesos. 

Herramientas: de tipo pregunta/respuesta y preguntas cortas, ya que son más fáciles de cuantificar. 

No permiten recoger otro tipo de información: información importante referida al esfuerzo realizado, la motivación, el interés demostrado por las asignaturas, etc.

b) Evaluación cualitativa:

Se caracteriza por: 

Utilizar técnicas de comunicación u observación: se extrae información del alumnado a través de chats, foros, etc., o de las estadísticas de actividad suministradas por la plataforma. 

Subjetividad: al no realizarse preguntas cerradas, el nivel de subjetividad es elevado. Esto se evita recogiendo información a través de diferentes fuentes, promoviendo la combinación de diferentes opiniones, confirmando las conclusiones alcanzadas a través de las opiniones de los implicados en el programa, etc. 

Papel protagonista del evaluador: actuará como un participante más, recogiendo toda la información relativa al grupo. 

c) Evaluación mixta:

Combina aspectos de la evaluación cuantitativa y de evaluación cualitativa. Este tipo de evaluación permite evaluar objetivamente los aspectos que pueden valorarse de este modo y subjetivamente aquellos que solo pueden valorarse de este modo. 

En función de la extensión del aprendizaje, se diferencian dos tipos de evaluación: 

Evaluación global: se incluyen todos los contenidos impartidos durante la acción formativa, que se evaluarán según los objetivos generales establecidos al inicio de la misma. 

Evaluación parcial: se centra en una parte del contenido impartido, el cual se espera que fije todo el alumnado.  

3. Agente evaluador:

Según el agente evaluador, se diferencian 3 tipos de evaluación: autoevaluación, heteroevaluación y evaluación mixta. 

a) Autoevaluación: Se trata de evaluaciones que le sirven a cada alumno para determinar sus propios logros y que la plataforma corrige de forma automática. 

b) Heteroevaluación: Evaluación realizada por personal ajeno al alumno (tutor o docente), la cual puede ser individual o colectiva. 

c) Evaluación mixta: En este tipo de evaluación, tanto el alumnado como el tutor se encargan de evaluar de forma conjunta, de modo que el alumnado va emitiendo juicios sobre lo expresado por el docente, el cual se encargará de aceptar o reorientar dichos juicios según el caso. 

Resultado de imagen de autoevaluacion

¡Compártelo!