L-V: 9 a 17:30
Noticias

¿Cómo aprende la mente humana?

Tabla de contenidos

¿Cómo aprendemos?

Para que una persona pueda desarrollar su inteligencia, hay que saber de qué manera aprende la mente humana. A la hora de desarrollar cualquier programa de formación, para que este sea efectivo hay que plantearse las siguientes preguntas: 

¿Cómo procesa el cerebro la información?  

¿Existen métodos para que la mente retenga más conocimiento?  

¿De qué depende que una persona aprenda unas cosas y otras no?  

Para poder responder a las preguntas anteriores, en primer lugar hay que saber cuáles son las características principales de la inteligencia humana: 

  1. Es diversa: cada persona ve el mundo desde su propia experiencia, de modo que cada cual percibe sensaciones distintas y particulares.
  2. Es interactiva: la creatividad consiste en el desarrollo de ideas originales con valor, derivada de la interacción entre las diferentes disciplinas de la vida.
  3. Es única: el desarrollo personal de cada individuo es diferente, pudiendo decirse que la inteligencia tiene tantas formas como personas en el mundo.

El sistema educativo tradicional no tiene en cuenta las características indicadas, sino que considera un modelo uniforme para la adquisición y transmisión del conocimiento, mediante el cual el formador transmite ideas sin que se produzca la estimulación de la creatividad humana. 

Dicha forma de llevar a cabo el proceso de enseñanza, provoca que la mayor parte de las personas no desarrollen sus habilidades personales durante su etapa formativa. 

A lo anterior se suma el hecho de que a consecuencia de la digitalización de la información, la capacidad de atención ha disminuido notablemente, lo cual se refleja sobre todo en las capacitaciones online.  En base a todo lo anterior, es necesario replantearse la forma en la que se transmite el conocimiento. 

Muchos programas formativos tanto a nivel presencial como online, pierden su efectividad al no enfocarlos teniendo en cuenta cómo funciona nuestra mente, lo que provoca que no se cumplan los objetivos fijados.  El cerebro fija el conocimiento en mayor o menor medida según la fuente y la forma de la información, según el siguiente esquema: 

Pirámide de aprendizaje

El conocimiento se fija en nuestro cerebro, cuando compartimos lo aprendido con otras personas y lo ponemos en práctica. Desde ese momento, la información pasa a tener un significado demostrado a través de la experiencia. La inteligencia se desarrolla y toma la forma única del individuo. 

En función de lo anterior, surge la idea de fomentar la interacción entre los participantes de cualquier acción formativa y enfocar las actividades de forma que los mismos adquieran el papel protagonista y puedan probar el conocimiento desde su experiencia. 

En la formación online hasta hace unos años no era posible la interacción entre los participantes, pero hoy en día los nuevos Sistemas de Gestión de Aprendizaje (LMS) permiten que se produzca la interacción entre el formador y el participante o entre los participantes. 

Sistema de Gestión de Aprendizaje (LMS): software instalado en un servidor web que se emplea para administrar, distribuir y controlar las actividades de formación no presencial (o aprendizaje electrónico) de una institución u organización.

 


Claves para promover el aprendizaje en entornos virtuales

1. Combinar el material de los cursos: en los cursos online se deben combinar los materiales (textos, vídeos, imágenes, presentaciones, simulaciones, etc.). De este modo se evita que el alumnado se desmotive. 

Se recomienda estructurar y reducir los textos e incorporar archivos de vídeo y audio de corta duración, así como presentaciones interactivas, de manera que cuanto más versátil y variado sea el contenido, mejor se mantendrá el interés de los participantes y más lo consumirán. 

2. Fomentar la interacción: en sus inicios, el e-learning se basaba en un proceso en el que los participantes leían o escuchaban el contenido del curso y posteriormente hacían un examen para validar su conocimiento.  

Hoy en día, los participantes pueden interactuar entre ellos o con el personal tutor, a través de las herramientas de comunicación de las que disponen las plataformas e-learning (foros, chats, videoconferencias, etc.). Estas herramientas permiten llevar a cabo el trabajo en equipo, fomentando la participación y motivación del alumnado. 

3. Aportar dinamismo a los cursos: a la dificultad de enseñar de un formador virtual, se añade la derivada de las distracciones propias de la era digital.  En el momento en el que un participante se sienta frente a su ordenador sin supervisión, además de acceder al material formativo propio del curso, también puede acceder a su correo electrónico, las redes sociales e información que no tiene que ver con el proceso formativo en sí, por lo que para evitar estas distracciones fomentadas por la exposición de un contenido demasiado teórico, se debe aportar dinamismo al contenido.

Esto se consigue incluyendo vídeos, simulaciones, presentaciones, etc., además de planteando actividades grupales que se pueden llevar a cabo a través de las herramientas que incluye la plataforma como foros, chats, videoconferencias, etc.

4. Fomentar el desarrollo del pensamiento crítico: la transmisión de contenidos no debe quedarse en ese punto, sino que con la misma se debe fomentar su análisis y evaluación.  Dicho análisis da lugar al desarrollo de opiniones individuales y únicas de los participantes. 

5. Enfocar la enseñanza a problemas de la vida real: hay que plantear actividades que pongan en práctica lo aprendido y que esto sea aplicable a situaciones de la vida real. 

Resultado de imagen de actividad de aprendizaje online

Diseño de actividades de aprendizaje digitales

Como ya se ha indicado anteriormente, en la formación online se debe evitar la mera exposición de contenidos para evitar que los participantes se desmotiven. Para ello, existen recursos que facilitan la comprensión y profundización en los mismos, siendo uno de estos el planteamiento de actividades de aprendizaje. Las actividades de aprendizaje deben: 

– Hacer reflexionar al alumnado sobre los contenidos. 

– Fomentar el desarrollo de una estructura más dinámica del contenido. 

Las acciones formativas online deben enfocarse de forma que el alumnado desarrolle un pensamiento crítico que además comparta con el resto de participantes y el personal tutor.  Además de fomentar el desarrollo del pensamiento crítico del alumnado, deben enfocarse para su resolución a nivel colectivo, evitando un aprendizaje exclusivamente autónomo. La exposición del contenido debe hacerse desde dos puntos de vista: 

1. Enfoque objetivista: se refiere al hecho de que el tutor transfiera los contenidos a través de la tecnología para su adquisición por parte del alumnado. Para ello, se deben analizar, representar y reordenar los contenidos y las actividades relacionadas con los mismos, de forma adecuada, fiable y organizada. 

2. Enfoque constructivista: considera que el conocimiento es elaborado de forma individual y social por parte del alumnado, a partir de sus experiencias. En base a lo anterior se definen las actividades de aprendizaje del siguiente modo:

Actividades de aprendizaje: según Cabero, J. y Román, P. (2006): son aquellas propuestas de trabajo dirigidas al alumnado que le ayudan a comprender, analizar, sintetizar y valorar los contenidos propuestos en los diferentes materiales y convertir la información librada en bruto en un conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes relativas a la materia trabajada. 

Las actividades de aprendizaje se pueden enfocar desde muchos puntos de vista: 

– Búsqueda de documentación. 

– Lectura y análisis de documentos. 

– Juegos de roles. 

– Representación gráfica de ideas, etc. 

Además, las actividades pueden plantearse para su resolución a nivel individual o grupal, fomentando en el último caso el trabajo colaborativo. 

 


¡Compártelo!